Las humedades pueden perjudicar gravemente tu negocio

Tener humedades en tu negocio es un muy mal síntoma. Las paredes con humedades pueden desembocar en un problema mayor y, por lo tanto, una inversión económica más elevada. Nuestro consejo es que, antes de que aparezca el problema contrates un diagnóstico de humedades, más vale prevenir que curar dicen.

¿Sabes cómo detectarlas? Te damos algunos puntos claves para que sepas interpretar las señales que tu negocio de da. Como existen diferentes tipos de humedades: humedad por capilaridad, por filtración, etc. Presta atención a:

 

El olor. La humedad tiene un olor muy característico y es el primer aviso que nos dan las estructuras. Puedes no verla de primeras, pero sí olerlas.

Aparición de moho. Si hay moho hay humedad. Muy atentos a los rincones.

Condensación en cristales. La humedad se condensa y hace su aparición en forma de gotitas en ventanas y cristales.

 

No podemos saber por dónde nos va a venir el problema, así que tienes que tendrás que poner mil ojos y toda tu atención ante cualquier indicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *