¿Nunca te has preguntado cuál es el origen de las cestas de Navidad?

Somos muchos los empresarios que, en forma de agradecimiento, optamos por regalar a nuestros empleados una caja de Navidad.

Pero, ¿te has preguntado alguna vez dónde y cuándo nace esta bonita tradición? Pues tenemos que remontarnos algunos siglos atrás, al Imperio Romano. Con motivo de la fiesta pagana de Saturnalia, los subordinados recibían de manos de su patrón una cesta navideña, cargada de alimentos, higos secos, laurel y olivo. Por aquel entonces este regalo recibía el nombre de ‘sportula‘ y la entrega se realizaba en casa del patrono, en lo que se conocía como el ‘salutatio matutina’, una costumbre que se basaba en ir a saludar al patrono a su casa.

 

No fue hasta el siglo XIX cuando en España se retomó esta costumbre, primero de manos del sector público y, más tarde del privado.

Actualmente, muchas pequeñas y medianas empresas se valen de las cestas de Navidad para empresas para agradecer a sus trabajadores el esfuerzo realizado durante el año, aprovechando las fechas para agasajarlos con productos de primera calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *